lunes, 14 de noviembre de 2016

Beso de helado y palmera

Este fue mi 1º besodearbol de 2014, un año en el que tomamos demasiadas decisiones con sus respectivos cambios en nuestra manera de vivir. Dicen que cada septenio hay puntos y aparte en cada vida, y me estoy dando cuenta de que es bastante cierto. Otra novedad, fue que al revisar los árboles besados para publicar, decidí dar un giro al orden "de siempre", al contar que 2014 tenía "pocos". Por eso publiqué antes los besos de todo el mundo (ya van 188 publicados), y ahora voy con los míos (será el 140)aunque dejaré una sorpresa para el final.

Una tarde del verano de 2014 fuimos a dar un paseo familiar por Cambados, me di cuenta de que no tenía árbol besado en este pueblo vecino, y fue una palmera la elegida ese día para el proyecto. Además quiero decir públicamente (coincidiendo con que hoy es el Día Mundial de la Diabetes) que sí, que estaba tomando un helado "normal", y que llevo una bomba de insulina (Violeta, se llamaba). Son cosas que pueden hacer interferencias en más de algunx, ajenos o cercanos a la enfermedad, pero una vez más quiero decir alto y claro que quienes vivimos con diabetes no somos alérgicos al azúcar, y que si nos apetece podemos tomar un helado de nuestros sabores favoritos, siempre y cuando sepamos calcular las raciones de hidratos de carbono con la dosis de insulina correspondiente. Lo podemos hacer sin problema, con el único pendiente de disfrutarlo.
Besé esta palmera en el parque Torrado 
(en el lateral de Avenida de Madrid, detrás del Pazo de Torradoen Cambados (Pontevedra; agosto de 2014).

Por cierto, desde que conozco el Proyecto palmera me fijo más en ellas, y editando la foto vi que posiblemente esta palmera esté afectada por el picudo rojo. Os recomiendo visitar su web y redes sociales para saber más sobre el problema que está habiendo sobre estos majestuosos y tropicales árboles, y también agradezco que sean mis mecenas

Fotos: A.Metztli

*Os recuerdo que tengo "una tiendita de Besos de árbol" para que puedas conseguir productos arbóreos, pintados por mí y diseñados por Augusto Metztli, y así convertirte en mecenas de Besos de Árbol. La novedad es el Calendario_2017. Si te gusta, no te quedes sin el tuyo. Gracias.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Beso verdeazul

A su corta edad, puedo decir que Aatos ya participó dos veces en este proyecto, aportando junto a su mamá, los besos más helados y tiernos de mis colaboradores.

Aatos I.P. besó este árbol en un bosque de Leppävaara en Espoo (Finlandiaen su momento no pude archivar la fecha axacta, pero sí sé que lo recibí en 2014). Gracias!! 

Foto: Eva PD.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Abrazo de corazón verde

Se acababa la temporada veraniega, y un domingo Kristina subió fotos de uno de sus muchos paseos por el país vecino. Le pregunté si me regalaba una para publicar y aquí está. Somos colegas de lápices y pinceles, habíamos coincidido en diferentes proyectos, y por fin este verano nos conocimos personalmente. Fue una grata sorpresa aquel cruce de caminos, y muchas gracias por querer formar parte de este particular y querido bosque sin fronteras.

K Krize abrazó este pino verde en el paisaje protegido Corno do Bico en Paredes de Coura (Viana do CasteloPortugal) el 28 de septiembre de 2014.

"El árbol me dijo que los humanos necesitamos dar más abrazos y pelearnos menos. Muy cerca de ese árbol había muchos quemados.... parecía cementerio. Creo que hubo un incendio hace poco, me dio mucha pena..." Kristina Krize.
Foto: Karolis Biveinis

martes, 8 de noviembre de 2016

Beso de postal lejana

A veces me basta con lo que me dicen los des-conocidos que quieren formar parte de este bosque de árboles besados por el mundo, para no decir nada más que GRACIAS por aportar un beso a un árbol que parece dibujado con lápiz blanco y, una vez más, romper fronteras.

"La foto fue tomada en el embalse El Nihuil, Valle Grande de San Rafael (provincia de MendozaArgentina) el día 7 de septiembre de 2014 por mi amiga Bonnie. El que besa el árbol soy yo mismo: Roberto Rodofili. Creo haber respondido todo. Que tengas buen día y mucha suerte con tu blog."

Foto: Bonnie

lunes, 7 de noviembre de 2016

Babycaricia de árbol

Una vez más, nada mejor que las palabras de mis queridxs colaboradores para contar cómo fue ese besodearbol. Madres especiales que les enseñan a sus hijas, buenas costumbres como esta del respeto y cariño por la naturaleza. Gracias.

" Hola Marta, te mando esta foto para tus besos de árbol que sacamos el otro día... En el cartel ponía árbol botella, pero yo siempre lo he conocido como palo de borracho. No sé de dónde es, pero recuerdo que en Argentina vimos muchos, sIn embargo en Cantabria no me suenan, serán cosas del clima.
Es un árbol ancho por abajo y estrecho por arriba, con pinchos en el tronco, así que en algún momento de su evolución habrá necesitado defenderse. Sus flores son rosas y blancas, con un estilo muy hawaiano, luego se convierten en una especie de piña de la que acaba saliendo un algodón blanco que supongo llevará las semillas. El tronco es verde y suave, pero con pinchos, y cuando lo golpeas suena curioso..."

Zoe acarició este super tronco paseando con mamá y papá por Jardines de Viveros en Valencia el 25 de agosto de 2014.
Foto: Corazón de Arroz.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Abrazo literario

Recuerdo perfectamente el momento en que recibí esta foto. Llegar de un paseo demasiado insistente, con gente que cuanto más conoces menos te gusta, te deja el cuerpo raro. Pero Elena me sorprendió y me quedé muy agradecida, con ella y la familia, por acordarse de mi proyecto al ver semejante monumento natural. 

"... Vimos ese árbol y pensamos que sería una buena ocasión para fotografiarlo con Carlos ahí escurriéndose. Nos pareció un árbol muy curioso. La idea fue más bien de mis padres. No tiene ningún significado cultural ni artístico, simplemente nos pareció atractivo..." Elena.

Carlos GL abrazó a esta maravilla de árbol (de más de 160 años) en el jardín del Palterre en Valencia el 1 de agosto de 2014. Seguro que si te detienes a observarlo con calma puedes leer muchas historias secretas, que guardan árboles gigantes como este, o quizá también descubrir otro universo y comenzar a imaginar un cuento o un cuadro mágico. Gracias.

Foto: Elena GL.