martes, 19 de marzo de 2013

Beso de poeta

El primer árbol besado de marzo es un regalo del amigo Bilal, poeta y músico senegalés... y medio gallego. 

"Es un aliso, una tarde de principio de marzo en la Ruta da Agua e da Pedra , a la altura de Ribadumia, bajo el puente un atardecer de sol"... nada mejor que sus propias palabras de poeta.

Bilal Traoré besó este aliso de marzo en Ribadumia (Pontevedra).
Foto: A.Allegue.



sábado, 16 de marzo de 2013

Abrazo AL más allá

Mi amiga Al, sigue siendo de las que más árboles besados siembra en este blog, porque su espíritu inquieto, la hace viajar y volar de un sitio a otro, sin olvidarse de sus árboles para mí. Su aportación anterior fue desde Miami, y la primera fue justo desde La Habana.

Lugar al que volvió, y que estaba dispuesto a cambiarle la vida. En él escribió desde el Malecón con toda su gama de azules, vio al hombre más grande del mundo y un rodaje de cine, descubrió la magia de saber jugar, y compartió colores y calores con gente que no se olvida... pero además me regaló esta foto de su viaje en la primavera del 2011. 

"Un lugar que será histórico. Más aún. De ahí es mi árbol de este viaje, Marta". Declarado monumento nacional, con sorpresas como "la tumba de los deseos" y donde otras ya murieron.

Alba R.Santos besó y abrazó a este árbol en el Cementerio Colón, de La Habana (Cuba) en marzo de 2011. Un gran árbol que guarda historias de aquí y del más allá, y que da sombra y vida a la llamada eternidad.

Foto: ...


* Gracias por regalarme estos momentos, siempre de lugares cálidos y mágicos, y por tenerme la paciencia de que te sorprenda tanto tiempo después... y lo que aún nos falta!!



lunes, 11 de marzo de 2013

Besos amadrinados

Seguimos con los árboles besados del año 2011. Y por fin llega el turno de Julia y Alma, ahijada y madrina, como nunca he conocido otras. Yo creo que todos quisiéramos tener una madrina como Alma, que esta vez colabora en besosdeárbol como fotógrafa. En uno de sus numerosos viajes para ver a su querida ahijada, Alma le explicó mi proyecto a Julia, y la niña, que por aquel entonces tenía diez años, aceptó participar encantada. Además ese día estrenaba vestido que le regaló la madrina, y nada mejor que empezar a posar delante de un árbol dándole un beso para la posteridad.
Julia F. L. besó este árbol cerca de los Jardines de la plaza del Espartero de Logroño (La Rioja) en marzo de 2011.

Fotos: Alma Calvo López