domingo, 12 de diciembre de 2010

Beso de alturas

Si yo viese esta foto así de primeras me desubicaría, y más en este blog. Realmente no sé si es una escultura monumental o un decorado arquitectónico o algo más funcional.
Debajo se veían estas columnas con bastante gente parada... esperando... fumando...
No eran ni las 6 de la mañana, de ahí mi poca claridad para fotografiar. El lugar nos impresionó: una mezcla fuerte de metal y líneas rectas con vegetación bastante intensa e inesperada. Es un patio exterior del aeropuero de Barcelona, una sala de fumadores muy chula al aire libre. Acompañé a Augusto (que en ese instante quería fumar -antes de volar y ver desde lo alto su querido Mediterráneo rumbo al Atlántico-) y mientras él y muchos más estaban fumando, yo quise besar a uno de estos arbolitos ahumados.
Besé este árbol de tronco extremadamente fino (y casi invisible comparado con sus infinito follaje) en el Aeropuerto Internacional de Barcelona El Prat (El Prat de Llobregat - Barcelona; Cataluña). Fue el martes 18 de mayo de 2010, cuando Augusto aún era fumador, y aún no se había paralizado el país a causa de las huelgas de controladores aéreos. Desde entonces este arbolito se debió de sentir un poco más aliviado, así como desde hace unas semanas los pulmones de Augusto también.

Fotos: MayaM

sábado, 11 de diciembre de 2010

Beso de hasta luego

Los días en tierras catalanes fueron pocos pero cundieron bastante. Una buena dosis de desconexión y de aires nuevos que siempre sientan bien, además del descanso, las risas y las buenas comidas en agradable compañía. No sabemos cuándo volveremos, pero nos fuimos con la idea de que siempre seremos bien recibidos, y eso ya es mucho.

Besé este árbol rápidamente, y maleta en mano, mientras esperábamos con Montse a que llegase Fer para llevarnos a Barcelona. Fue en una calle del Mosén de Pedragosa en Sant Steve de Palautordera (Barcelona; Cataluña).
Foto: Augusto MZ

(Graciñas SoniS ... porque nos sentimos como en casa)

martes, 7 de diciembre de 2010

Besodeárbol con son de Mayam

Esta entrada es de esas especiales, porque es el recuerdo vivido de un sueño cumplido de la mano. Desde hace años Augusto soñaba con ver, oler, pisar... el mar Mediterráneo. Augusto se sumergió en casi todos los libros de Manuel Vicent, y con ellos imaginaba las sensaciones y leía los colores de ese mar tan cantado. Gracias a mis primos pudimos saludar juntos a su deseado mar Mediterráneo, vi cómo se acercaba a la orilla y pude vivir en primerita persona como Augusto disfrutaba de su soñado MAR... como un niño en el día de reyes. Recordé que hace bastantes veranos me había bañado decenas de veces en las cálidas playas de la costa valenciana y de la isla de Mallorca, pero eso fue porque me llevaron. Esta vez quisimos y pudimos ir (a pesar del demasiado largo jet lag del in-evitable viaje a México); esta vez era una fría primavera, pero íbamos con ganas de mojarnos en aguas mediterráneas. Nos impresionaron los azules con los grises, la luz y la inmensidad del horizonte (con las islas Medas, que como dice Montse: son hermosas... y se veían a la izquierda). Hicimos muchísimas fotos, dejamos huellas en la arena, y guardamos la sal en los bolsillos de un recuerdo azul ultramar verdoso.
Playa de Pals - Mediterráneo 100%
No quise irme sin besar uno de los pocos árboles que viven privilegiadamente a pie de playa, a pesar de que la luz estaba muy cambiante, algo así como el humor femenino. Pero besé este pino de la playa de Pals, con el pantalón mojado y los pies tocando la arena, el mediodía del domingo 16 de mayo de 2010 en la Costa Brava (Girona - Cataluña).
Fotos y sueños: Augusto M Z

viernes, 3 de diciembre de 2010

Los árboles besados en Pals

Al día siguiente teníamos planeado ir al mar ... Mediterráneo. Pero primero lo vimos de lejos.
Concretamente desde lo alto de Pals, donde Montse y Fer quisieron parar para que viéramos el encanto de ese pueblo...
...de piedra y chocolate.
...de flores y cerámica.
Me fijé en este árbol en un jardín privado, que fotografié desde el portal...
Pero todos los demás que se me antojaron los besé.
Besé todos estos árboles en diferentes callecitas de Pals (Girona-Cataluña) el domingo 16 de mayo de 2010

Esta foto la hizo Fer, y ahí quedamos registrados para la posteridad Augusto y yo en nuestra labor artística ecológica, y es que además de pintor, profe, arquitecto, y enfermero, etc, es mi fotógrafo particular.


Me impresionaron los bultitos de esta higuera... y también la besé.
Y este plátano pelao del final del trayecto junto a los cubos de basura del ayuntamiento de Pals.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Árboles de Gaudí y Miró

El mismo sábado en la tarde caminamos por Paseo de Gracia. Nos pilló la lluvia mientras un loco me fotografió pensando que no lo vimos (y de paso confirmé que hasta en Barcelona la gente se me queda mirando, y eso que todo el mundo me decía que eso allí ya no me pasaría...)
Seguimos paseando sin rumbo fijo hasta que nos topamos con las dos casitas míticas del señor Antonio Gaudí.
Impresionados viéndolas a pie de calle, quise besar unos árboles que están en medio del Passeig de Gràcia (Barcelona) junto a la Pedrera (casa Milá) y la Casa Batlló.
Ya más tarde, nos acercamos al parque de Joan Miró para que Augusto viese una escultura inmensa en vivo y en directo de su artista favorito.
Besé un árbol con una obra de casi nuestra edad "Mujer y pájaro" (Dona i ocell de 1983) en el parque Joan Miró. Fue el sábado 15 de mayo de 2010 en Barcelona (Cataluña).

domingo, 24 de octubre de 2010

Árboles besados en el Parque Güell

Sí, no lo duden.Es el Park Güell de Gaudí.
En este bosque virtual aún es mayo, y fue en ese mes cuando volamos a tierras catalanas para pasar unos días con Montse y Fer... y desconectar. El sábado tocó visita oficial a Barcelona, y lo primerito que vimos fue el Park Güell.
Bueno no, corrijo: lo primero que nos llamó la atención fueron grupos de jubilados jugando a la petanca.

Fue una sobredosis gaudiniana la de esa mañana, entre piedras, naturaleza, sol y el gentío.
Supongo que lo vimos y paseamos todo. He aquí una muestra de las postales típicas, como los troncos pétreos haciendo de soportales.
Se imaginan lo que pasó...Pues sí, besamos a uno de esos troncos danzantes, de los de verdad, pero entre Montse y yo.

Creo que metafóricamente se sellaron unas cuantas cosas......además de nuestra alma gallega.Pero seguimos paseando y yo seguí besando algunos de los muchos árboles que iba viendo con otros ojos.
Elegí un olivo que está por el paseo que va a la parte de arriba, por un camino que hace muchas eses y que casi provoca la caída de alguien que se me quedó mirando.Valió la pena subir, y contemplar estas vistas de un mar soñado que "ya no estaba levantao"...
Subimos y bajamos cual turistas totales.
Y me despedí con un beso de palmera interminable... Tan alta que mis fotografos (también "de altura") capturaron así.Besé (besamos) varios árboles del Parque Güell
el sábado
15 de mayo de 2010 en Barcelona (Barcelona)

Fotos: F. Prado; A. Martínez; M. Rial

domingo, 10 de octubre de 2010

Abrazo glamouroso contra el cambio climático

Después de unas semanas sin poder sentarme a publicar un beso de árbol ,de los muchos que tengo guardados en mis carpetas, hago un pequeño hueco, además de un paréntesis cronológico en mi intento de llevar un orden de árboles besados, para crear mi propia acción en el Día Internacional de Soluciones Climáticas, que es hoy 10 del mes 10 del año dos mil 10. Después de haber recibido un mensaje de Avaaz me uno a la causa con un granito de arena en forma de entrada bloguera, creo que de las más inesperadas.

El año pasado Tomás Salas diseñó un árbol con muchos besos para este bosque, y a comienzos de este me envió otra imagen que le recordó el proyecto al ver una tarjeta de un niño mexicano abrazando a un árbol viejito. Pero la cosa no queda ahí, ya que este verano me dio otra sorpresa desincronizada, pero no por eso menos interesante.

Es la mismísima Marilyn Monroe abrazando un árbol en una sesión de fotos, quizá para alguna de sus promociones. No me considero fan de iconos míticos como Marilyn pero elegí colgar esta entrada hoy como acto personal y metafórico en contra del cambio climático. Por la sencilla razón de que hace 50 años ese árbol estaría mucho más sano que ahora (quien sabe si aún sobreviva)
donde la contaminación está haciendo barbaridades. Una contaminación provocada por todos, y que entre todos, unos más que otros, deberíamos de frenar. Dicen que corregir es de sabios... y salvar el planeta debería de ser de humanos, y no destruirlo. Yo soy más de hacer en el día a día o de escribir, que de manifestarme en la calle con pancartas y ruidos. Esta es mi manera de protestar y aportar, con palabras y fotos, y un gran toque de glamour, confiando que a la misma Marilyn le guste nuestra colaboración artística y ecológica.
"Curiosamente en estos días me acorde de tu blog de los árboles, porque me encontré esta fotografia donde cierta famosa actriz está abrazando un árbol. Es una lástima que en la fotografía no se adviertan claramente su facciones. Por lo que tuve que acompañar otra de la misma sesión fotográfica donde está retratada con su esposo, un escritor muy famoso y muy serio. La foto fue tomada por el fotógrafo Sam Shaw, en algún lugar de Long Island. Yo calculo que fue tomada sobre el año 1960. Saludos"
Tomás (julio, 2010).

Fotos: Sam Shaw

lunes, 27 de septiembre de 2010

Beso con uVe

 Deborah es otra de mis buenas embajadoras en este bosque virtual. Para muestra, este beso de árbol desde tierras danesas. En primavera fue a visitar a su amigo Óscar, que el curso pasado estaba de Erasmus en Copenhague, y él se animó a colaborar regalándome un árbol besado desde un lugar donde debe de ser muy agradable dar una buena caminata en medio de ese paraje natural con árboles, flores, lagos... y niebla europea.

 Óscar Pardo Planas besó este árbol en uve el 1 de mayo de 2010 desde en el parque Kastellet de Copenhague (Dinamarca).

Foto: Deborah Castro

jueves, 23 de septiembre de 2010

Beso en la distancia

Félix es uno de los pocos amigos virtuales que espero y quiero conocer personalmente en un futuro no muy lejano. Amigo de amig@s, traductor de desvaríos y admirador de mis pinturas, que un día me regaló una canción totalmente Azul y que tiempo después me bautizó como hada traficante de colores... Antes del verano me sorprendió con esta foto besando a un árbol gallego, dejándole un toque de alma caribeña a este rugoso y fuerte árbol de multitroncos en ocre verdoso.


Félix Varela besó este árbol en el Monte de San Pedro (A Coruña). Él dice que la fecha es imposible de recordar, y la cámara le dice que todas las fotos son de... 1999 ;) Cuando recibí la foto él me dijo que era de hace unos meses, así que por la luz y el abrigo que lleva, podríamos decir que fue entre el final del duro invierno y el comienzo de la extraña primavera de este loco 2010.
Foto: Amaya Domínguez